<<volver


Leandro Rodríguez
LA RUTA LITERARIA DE DON QUIJOTE DE LA MANCHA
Actas del IV Congreso de Caminería Hispánica - Tomo III - págs. 1409-1430

EL CABALLERO DE LOS LEONES

Llamo «Ruta literaria» a la historia de cualquier andadura.

Estudio la del buen caballero»1 «sujeto» de «este libro...Don Quijote de la Mancha...como hijo del entendimiento...«semejante» al «ingenio» del autor quien declara al «lector» «aunque parezco padre soy padrastro de Don Quijote»2.

Prestigiosos autores han atacado las «Rutas de Don Quijote».La afirmación de Sancho:

-Los caballeros andantes casi de ordinario beben agua porque andan por florestas, selvas y prados, montañas y riscos3

y el consejo del ama a Don Quijote:

-Y se deja de andar por los montes y por los valles como ánima en pena4

más la flora y fauna, toponímia y palabras, socio-economía y costumbres, espacio y tiempo les mueve a suponer que el autor narra algo imaginario, fantástico e ilusorio.

Conocen que normalmente el autor al escribir describe una caminería conocida y frecuentemente amada; sin embargo como en el «Común de la Mancha» donde ellos pretenden encontrar correspondencias no las descubren acuden a la ilogicidad.

El investigador constatando que en tales lugares no descubre la inspiración de la ruta literaria busca, investiga, critica,estudia, dialogua...

Esto es lo que he querido hacer . Leí el libro: Don Quijote de la Mancha por los caminos del «Común de la Mancha». No descubriendo la «Caminería» busqué en otros espacios y al fin escuché las palabras del «Capitan cautivo»: En un lugar de las montañas de León tuvo principio mi linaje, con quien fue más agradecida y liberal la naturaleza que la fortuna, aunque en la estrecheza de aquellos pueblos todavía alcanzaba mi padre fama de rico5

El origen del «Capitan cautivo» no era una prueba para seguir una «ruta»pero sí señal y orientación. Siguiendo tal estrella entré en «las montañas de León» y constaté que existía un «lugar ... con quien fue más agradecida y liberal la naturaleza que la fortuna» y este «lugar» se llamaba y llama, Cervantes.

Año tras año armado de mochila y zapatos de montaña, diálogando con profesores y profesoras, investigadores e investigadoras, colaborando o convocando Congresos, escribiendo obras6, escuchando las críticas y corrigiendo, investigando en Archivos de España y otros me han conducido a constatar que el autor de Don Quijote de la Mancha sigue una «caminería» puntual, concreta y real... Tomando como punto de salida y llegada el «lugar», Cervantes, la «caminería» corresponde al texto en el espacio y tiempo, flora y fauna, geografía y costumbres, palabras y toponimia. Muchas encrucijadas dieron motivo a aventuras.

El «lugar», Cervantes, está situado en Sanabria, Montañas de León junto a «la gran Sierra Negra»7 de donde «es Dulcinea». Actualmente Sierra Negra es conocida por Sierra Segundera y Sanabria antes unida a Ponferrada- León en el tiempo presente forma parte de la Provincia de Zamora.

 

León manchado

 

Mirando al Caballero de los leones8 cuando aún era Caballero de la Triste Figura9 como en «profecía» el Barbero, Maese Nicolás, exclamó:

- «El furibundo león manchado con la blanca paloma»10

Por qué «león»?. Por qué «manchado»?. Por qué «blanca paloma?.

«León» pudo decirlo tanto porque originariamente fuese de «un lugar de las montañas de León» o porque pertenecía a la Tribu de Judá.

No habiendo sido bautizado según el rito cristiano conservaba la «Mancha» o pecado original.

El Cura y el Barbero, el Canónigo y la comitiva que acompañaba a Don Quijote escuchan las palabras que un cabrero dice a una cabra:

Ah, cerrera, cerrera, manchada, manchada.. ..Volved, volved, amiga.... Recuéstate junto a mí manchada» 11.

El cabrero Eugenio se define como limpio de sangre12

En Sierra Negra existe un pueblo que tiene por nombre, Santa Colomba de Sanabria y en el mismo, el barbecho de la Aldonza. Conocido es que «Colomba» es lo mismo que «paloma» y Aldonza era el nombre de mujer que transformó en Dulcinea.

Cualquier estudioso de los siglos XVI-XVII conoce la dificultad que tenían para sobrevivir los «manchados».Por ello el autor de Don Quijote de la Mancha en otra obra se expresa:

- Seguí las costumbres de mi patria a lo menos en cuanto a lo que parecían niveladas con la razón y en las que no, con apariencias finjidas mostraba seguirlas, que tal vez la disimulación es provechosa»13

El autor del libro Don Quijote de la Mancha tuvo que utilizar la transposición, superposición y transformación de nombres.

Los espacios y nombres, las aventuras y costumbres, las doctrinas y palabras, la geografia, flora y fauna en la primera y segunda salidas corresponden a la Comarca sanabresa. La tercera salida en parte se desarrolla en Sanabria pero tambien en tierras de la actual Provincia de Zamora,Portugal, Aragón, Cataluña específicamente en Barcelona.

No consta que el autor del libro pasado el año 1580 viviese o visitase «Tierra de Sanabria» ; sin embargo quien la describe en el texto : Don Quijote de la Mancha la conoce no solo de visita y sí porque ha vivido en cada lugar.

 

PRIMERA SALIDA

 

Sin que nadie le viese una mañana, antes del día, que era uno de los calurosos del mes de Julio,se armó der todas las armas, subió sobre Rocinante..y por la puerta falsa de un corral salió al campo14. El canto de pequeños y pintados pajarillos le acompañan.

Según el autor alguien un día al contar la historia dirá que comenzó a caminar por el antiguo y conocido campo de Montiel.

El héroe caminaba tan despacio y el sol entraba tan aprisa y con tanto ardor que llegó a tiempo que anochecía a una venta.

Autores hay que dicen que la primera aventura que le avino fue la del Puerto Lápice15.

El autor no confirma lo que dicen «autores» puesto que caso saliese tanto de Argamasilla de Alba como de Almagro y siguiese el Camino Campo de Montiel se daría el absurdo que cabalga a unos 80 km. en sentido inverso de Puerto Lápice.

 

Identificación en Sanabria

 

Saliendo de Cervantes sigue el camino hacia san Juan de la Cuesta, en terriotrio de Trefacio Por un «pontón»de madera sobre el Tera pasa el río, por la «carrera» sigue lo que pudo ser la Via 17 del «Itinerario Antonino» y junto al barbecho La Aldonza en Santa Colomba de Sanabria exclama:

-Mucho agravio me habedes fecho en despedirme y reprocharme con el riguroso afincamiento de mandarme no parecer ante vuestra fermosura16.

Mirando a todas partes por ver algún castillo o alguna majada de pastores...vió no lejos del camino por donde iba una Venta17:

Ha llegado al lugar de las «peñas» sobre las que es posible dormir y conocido por: Caraschote Lo primero que le dice el ventero es:

-Las camas de vuestra merced serán duras peñas18.

Como era costumbre entre los vecinos de San Martin de Terroso por las mañanas del mes de julio sacaban los «puercos» a los «rastrojos» y al anochecer « un porquero que andaba recogiendo de unos rastrojos una manada de puercos (que con perdón así se llamaban) tocó un cuerno»19.

Don Quijote come truchuelas, pone las armas sobre una pila que junto a un pozo estaba y habiendo puercos en el lugar escucha el silvato de cañas.

La del alba sería cuando don Quijote salió de la venta ...Guió Rocinante hacia su aldea,el cual conociendo la querencia con tanta prisa comenzó a caminar20.

Desde la venta Caraschote Rocinante se orienta,pues, al orizonte se descubre la «Cuesta» y el «lugar»Cervantes. Vuelve por el mismo camino,pero a su diestra mano, de la espesura de un bosque que allí estaba, salían una voces delicadas, como de persona que se quejaba21

Ha llegado a los bosques de Quintana de Sanabria donde el vecino del Quintanar22 castigaba a un criado23.

Don Quijote defiende los intereses del criado y dice a Juan Haldudo:

- Miente delante de mí, ruín villano. Por el sol que nos alumbre, que estoy por pasaros de parte a parte con esta lanza!. Pagadle luego sin réplica!24

Iba caminando hacia su aldea...En esto llegó a un camino que en cuatro se dividía25.

Ha llegado a la encrucijada de caminos existente en Nuestra Señora del Puente.

«Y habiendo andado como dos millas descubrió don Quijote un tropel de gente... Un mozo de mulas..le molió como cibera26.

Un labrador de su mismo lugar y vecino suyo que venía de llevar una carga de trigo al molino» le encuentra en el cruce de caminos entre Robleda y Valdespino, es decir a unos 3 km. de la anterior encrucijada y «aguardó a que fuese algo de noche, porque no viesen al molido hidalgo tan molido caballero» 27. El labrador llega a la «casa de don Quijote donde ama, sobrina, Cura y barbero especulaban.

En Sanabria las coincidencias en el espacio, tiempo,palabras y costumbres son claras y manifiestas.

 

SEGUNDA SALIDA

 

«Molinos de viento»

«Una noche...acertó don Quijote a tomar la misma derrota y camino que él había tomado en su primer viaje28. En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo».

- La ventura va guiando nuestras cosas...porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más desaforados gigantes...

- Válame Dios! dijo Sancho. No le dije yo a vuestra merced que mirase bien lo que hacía, que no eran sino molinos de viento y no lo podía ignorar sino quien llevase otros tales en la cabeza?29.

Nunca en Cervantes huvo más de dos molinos de viento,pero tampoco en el Campo de Criptana más de 7. Tiene «tales en la cabeza» porque el autor estuvo en Provincias Reunidas y a 20 km de Amsterdan, noroeste de Ablasserward «en un campo» existen y han existido los «gigantes» (sic) de Kinderjijk, que son y han sido al menos «treinta o cuarenta molinos de viento».

 

Vizcaíno

Pasado Sotillo de Sanabria duermen en un «bosque» desde donde ascienden hacia la sierra .En la «encrucijada» existente en el «Caneiro Vizcaíno» (Sierra Negra Sanabria), Don Quijote

descubre bultos negros se acerca y les dice:

-Gente endiablada y descomunal, dejad luego al punto, las altas princesas que en ese coche llevais forzadas...

-Señor caballero, nosotros no somos diablos ni descomunales, sino dos religiosos de San Benito que vamos nuestro camino...

-Para conmigo no hay palabras blandas; que ya os conozco, fementida canalla!.- dijo don Quijote30 .

Vence a los «frailes» de San Benito quienes tenían su centro en San Martin de Castañeda, pero en el Caneiro Vizcaíno, encrucijada, admite el desafío del vizcaíno quien le dice: -

- Yo no caballero? Juro a Dios tan mientes como cristiano. Si lanza arrojas y espada sacas el agua cuán presto verás que al gato llevas!. Vizcaíno por tierra, hidalgo por mar, hidalgo por el diablo y mientes que mira si otra dices cosa

- Ahora lo veredes, dijo Agrajes, respondió don Quijote31.

Tal manera de hablar no sería de un vizcaíno de Vizcaya,pero sí de un sanabrés de San Juan de la Cuesta32.

-Por estos caminos no andan hombres armados33, dice Sancho Panza mientras ofrece al amo pan, cebolla y queso.

 

Chozas

Llegaron a unas chozas de unos cabreros situadas en la majada aún actualmente llamada de la Sarna34.Las «groseras ceremonias», la comida «bellotas avellanadas», los utensilios: zaleas, caldero,cuerno, los instrumentos; rabel... concuerdan con lo usado por pastores que en verano vivían en las chozas de Sierra negra a qien Don Quijote dice:

-Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados...porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas palabras de tuyo y mío35.

 

Lugar del entierro

Desde la choza situada «en aquellas sierras» a «media legua» estaba la « sierra del entierro»36 donde Crisóstomo «estudiante muchos años en Salamanca» «al lado de una dura peña» y al pie de aquella montaña» «donde está la fuente» «muerto de amores de aquella endiablada Marcela» sería enterrado.

Al entierro acuden pastores « con bastón de acebo». Marcela acusada después de «volver por mí misma» «se entró por lo más cerrado del monte»37.

Han llegado a la fuente de la Tablada de Ribadelago.

Don Quijote y Sancho «buscándola por todas partes sin hallarla», a las orillas del arroyo Cárdenas comienzan una siesta en el Prado de los gallegos, pero «andaban por aquel valle apacible paciendo una manada de hacas galicianas de unos arrieros»38 y los arrieros les dieron tantos palos que les abandonaron creyendo haberlos matado.

 

La venta

«No hubo andado una pequeña legua, cuando le deparó el camino en el cual descubrió una venta»39.

En el camino real, que pasando entre Sotillo y Ribadelago llega a Porto de Sanabria y Galicia, existía la venta: Fuente de los Gallegos adonde servía «Maritormes, que así se llamaba la asturiana 40 quien sería de Asturianos de Sanabria. Los detalles de la cama, del colchon...lleno de bodoques, «dos sábanas hechas de cuero de adarga, estera de nea» manta..de anjeo» son característicos en una venta de Sanabria.

Don Quijote y Sancho con la prisa que les dejan después de ser encandilados, molidos por los puños del arriero y Sancho manteado, salen de la venta.

 

Hacia el Valle escondido

«Vió don Quijote que por el camino que iban venía hacia ellos una grande y espesa polvoreda...

-Ves aquella polvareda que allí se levanta, Sancho?41

Llegados a la encrucijada poco antes de una loma (Pico Cerdero)ven «grandes manadas de ovejas y carneros que, por aquel mismo camino de dos diferentes partes venían» y se dirijían hacia la «llanura» o Llanos de Bubela. Don Quijote supone sean ejércitos que se preparan para luchar entre sí y él se pone del lado de «cuantos toda la Europa en sí contiene y encierra».

Herido el caballero por una honda de los pastores « sin salir del camino real» donde un camino se separa hacia Sotillo «vieron que por el mismo camino que iban venían hacia ellos multitud de lumbres»42 llevadas por encamisados.

A los encamisados increpa:

-Deteneos, caballeros o quienquiera que seais y dadme cuenta de quien sois, de dónde venís, adónde vais, qué es lo que en aquellas andas llevais43

Don Quijote los ataca y pone en derrota. En vez de seguir el camino real toman el que les lleva a Sotillo del Valle.

«A poco trecho que caminaban por entre dos montañuelas se hallaron en un espacioso y escondido valle.. Acertaron a entrar entre unos árboles altos ....que ellos eran castaños...Comenzaron a caminar por el prado arriba a tiento...No hubieron andado doscientos pasos cuando llegó a sus oídos un grande ruido de agua, como que de algunos grandes y levantados riscos se despeñaba...

Oyeron a deshora otro estruendo.. Dieron en un pradecillo que al pie de unas altas peñas se hacía de las cuales se precipitaba un grandísimo golpe de agua.

Al pie de las peñas estaban unas casas mal hechas...Otros cien pasos serían los que anduvieron, cuando al doblar de una punta pareció descubierta y patente la misma causa...Y eran seis mazos de batan»44 que estaban en el molino de los batanes»45.

Sotillo, llamado así por haber sido soto de castaños, es el comienzo de la Comarca conocida por El Valle. Actualmente se escuchan las Cascadas, existen restos del «molino de los batanes» y al pie de las peñas..unas casas mal hechas».

El lugar conserva vivo el meollo de la descripción cervantina.

Vueltos al camino en « aquel llano» toma el «Yelmo de Mambrino y «bebieron del agua del arroyo de los batanes»46, que existe.

 

Los galeotes

Volvieron al camino real..Don Quijote alzó los ojos y vió que por el camino venían hasta doce hombres a pie...

-Esta es cadena de galeotes, gente forzada por el rey, que va a las galeras, dijo Sancho

-Cómo gente forzada?- preguntó don Quijote-.Es posible que el rey haga fuerza a ninguna gente?47.

Las galeras no solo estaban en el Mediterraneo y el camino que llevaban era la dicha Via 17 que llegaba a Braga, Vihnaes, Bragança y el Atlántico. Acaeciendo la aventura en el «Castriello de Avedillo» los «galeotes» tanto podrían ser llevados a galeras que navegaban por el Mediterraneo como desde el Cantábrico.

 

Sierra Morena-Sierra Negra

 

Por temor a la Santa Hermandad y aunque Don Quijote dice no temer «a los hermanos de las doce tribus y a los siete Macabeos...se entraron por una parte de la Sierra Morena»48.

En Sanabria una misma Sierra que actualmente lleva el nombre de Segundera tuvo los nombres de : Sierra Morena y Sierra Negra 49.

Desde las cercanías de Avedillo de Sanabria ascienden por Sierra Negra

«Dormía Sancho, hurtóle (Gines) su jumento 50que por la descripción sería en la choza de Cubello».

«Don Quijote ...entró por aquellas montañas, se le alegró el corazón, pareciéndole aquellos lugares acomodados para las aventuras que buscaba»

Encuentran una «maleta». Sancho Panza esconde los «escudos de oro» que se hallaban en ella.

 

Cardenio

«Vió por cima de una montañuela (Moncalvillo) que delante de los ojos se le ofrecía iba saltando un hombre, de risco en risco y de mata en mata51.

Habiendo rodeado parte de la montaña hallaron en un arroyo (Lacillo)caída una mula... Estándola mirando oyeron un silvo, como de pastor que guardaba ganado...Por cima de la montaña (Tres Cruces)pareció un cabrero... Dióle voces don Quijote y rogóle que bajase donde estaban. El respondió a gritos que quién les había traído por aquel lugar,pocas o ningunas veces pisado sino de cabras o de lobos y otras fieras (osos) que por allí andaban...

-Si entrais media legua más adentro (Fueyo Castaño)quizá no acertareis a salir52.

Poco antes habían dejado la senda que conducía a Viana del Bollo y en frente estaba la de la Baña, Carracedo, Puente de Domingo Flores,Ponferrada, Cacabelos, Lugo...

-Decidme, buen hombre, dijo don Quijote- sabéis quién sea el dueño destas prendas?

-Lo que sabré yo decir-dijo el cabrero- es que habrá al pie de seis meses, poco más o menos, que llegó a una majada de pastores, que está como tres leguas (Majada Cárdenas) deste lugar. un mancebo . Estaban hablando cuando el mancebo pareció por una quebrada...En llegando les saludó53.

-Mi nombre es Cardenio -dijo»54

Amo y escudero ascienden el regato del Torno.

«Llegaron- ...al pie de una alta montaña (Survia), que casi como peñón tajado estaba sola entre otras muchas que la rodeaban (Peñasco Vedado, Trevinca, Peña Negra, Portilla Morena Cavada, Vidulante, Alto de Riopedro, Picón..) Corría por su falda un manso arroyuelo (Maseirón) y hacíase por toda la redondez un prado tan verde y vicioso (Vega del Conde-Sierra de Trefacio-Nacimiento del río Tera) que daba contento a los ojos que le miraban. Había por allí muchos árboles silvestres (Acebos, abedules, olmos, fresnos, enebros) y algunas plantas (carqueisas, piornos, helechos, setos, arándanos) y flores (gencianas, abruétanas..), que hacían el lugar apacible...

-Este es el lugar, oh cielo!, exclamó don Quijote- que disputo y escojo para llorar la desventura en que vosotros mismos me habeis puesto...

Oh Dulcinea del Toboso, día de mi noche, gloria de mi pena, norte de mis caminos, estrella de mi ventura»55.

Sancho sale de aquella soledad y para volver a encontrar los «altos riscos» donde deja al amo coloca retamas que le sirven de mojones y señales Estando cerca de la Venta el Barbero le descubre. Con el Cura vestido con una saya de la ventera caminan en busca y captura de Don Quijote.

Sancho les deja junto al Arroyo Lacillo y de vuelta para anunciar cómo había encontrado a Don Quijote se alegra porque vuelve ante su amo acompañado de Dorotea «princesa Micomicona».

«Tres cuartos de legua habrían andado cuando descubrieron a don Quijote entre unas intrincadas peñas56.

Caballero iba Don Quijote, descubre al Cura del pueblo ,corrige indiscreciones de Sancho quien al tener en sus brazos el Rucio se alegra.

La venta...estaría a dos leguas de alli57. Llegaron otro día a la Venta58, Fuente de los gallegos, donde Sancho había sido manteado.

A la Venta llega el Capitan Cautivo quien declara: En un lugar de las montañas de León tuvo principio mi linaje. Una « mora.., María», le acompaña. Don Fernando conforme al derecho judío vuelve a Dorotea y Luscinda a Cardenio. El Cura no pone impedimento y más bien favorece las reuniones. Mientras para transportarle meten a Don Quijote en una jaula el barbero pronuncia la profecía sobre el león manchado.

 

Llegaron a un valle

 

Para llegar a Cervantes descienden por el camino real o Camino de Porto, Galicia a Puebla de Sanabria.

Y así con aquel espacio y silencio caminaron hasta dos leguas, que se llegaron a un valle, (cerca de Peña de la Torre. Limianos del Valle).

Fue del parecer del barbero que caminasen un poco más, porque él sabía detrás de un recuesto que cerca de allí se mostraba, había un valle (Quintana del Valle- Ilanes del Valle)de más hierba59.

Al Cura, Barbero, Cuadrilleros, amo, escudero y boyero convidado del sitio de un hermoso valle» y presencia de aquella comitiva se unieron un Canónigo de Toledo y criados. A ellos se acerca Eugenio el desafortunado pastor en este valle60.

La comparsa come en el prado de la ermita de Ilanes del Valle mientras Sancho les dice «-Yo a aquel arroyo (Truchas o de los Pisones) me voy con esta empanada61.

Llega la procesión de las «Rogativas» con la imagen que aún se conserva en Quintana del Valle. Don Quijote la mira y «a todo galope... se fue a encontrar a los disciplinantes..

- Luego al punto -dijo- dejéis libre a esa hermosa señora cuyas lágrinas y triste semblante dan claras muestras que la llevais contra su voluntad»62.

 

TERCERA SALIDA

 

Camino del Toboso

Al anochecer, sin que nadie los viese sino el bachiller, que quiso acompañarles media legua (San Juan de la Cuesta) del lugar, se pusieron camino del Toboso63 «adonde tengo determinado de ir antes que en otra aventura me ponga y allí tomaré la bendición y buena licencia de la sin par Dulcinea, con la cual licencia pienso y tengo por cierto de acabar y dar felice sima a toda peligrosa aventura64.

Existe la Villa «Toboso» en la Mancha. El autor quizá la conociese. Toboso -dice el autor- nombre a su parecer músico y peregrino y significativo»65 lo cita porque «si en nombrando a Dulcinea no decía tambien del Toboso, no se podría entender la copla»66.

Además, en la lógica constructiva de la novela y por los motivos conocidos, tiene que emplear nombres que orienten al lector adonde el autor quiere,pero no describe.

Han llegado a Santa Colomba de Sanabria,cerca del Terroso y esperan en el monte67 próximo a «barbecho»68 que aún sigue llamándose: Aldonza ,nombre en honorde una Aldonza a quien vino a llamarla Dulcinea del Toboso69.

El autor declara el origen de Ducinea- Aldonza:

«Es Dulcinea, reina del Toboso

de quien fue el gran don Quijote aficionado.

Pisó por ella el uno y otro lado

de la gran Sierra Negra»70.

La gran Sierra Negra ha estado y está en Sanabria no en la Mancha. «Toboso» es el pueblo de la blanca paloma tobosina 71 o Santa Colomba de Sanabria.

A doscientos pasos (de Aldonza) dió con un bulto que hacía sombra y vió una gran torre y luego conoció que tal edificio no era alcázar, sino la Iglesia principal del pueblo. Y dijo:

-Con la Iglesia hemos dado, Sancho.

-Ya lo veo, respondió Sancho. Y plega a Dios que no demos con nuestra sepultura; que no es buena señal andar por los cementerios a tales horas72.

El «cementerio» rodea la «Iglesia principal» y sobre muchas de «las sepulturas» están escritos los apellidos Saavedra y Gordo.

Camino del Terroso Don Quijote encuentra a las «tres cananeas»73 y desilusionado acompaña a Rocinante que «a cada paso se detenía a pacer»74.

Intencionalmente caminan hacia Zaragoza, pues, todos los caminos llegaban a Zaragoza y en esta ocasión amo y escudero siguen el que les lleva a Salamanca. Procuran no atravesar ríos donde se debería pagar a los barqueros y sobre todo evitan los impuestos o «filatos» de aduanas impuestas por señoríos.

 

Las Cortes de la Muerte

Pasado el río Castro por un puente entran en el Foro de Puebla de Sanabria y siguiendo la Cañada Sanabresa atraviesan los pueblos Ungilde y Robledo. Desde la venta de Folgoso, cerca de la Rivera Valdalla, siguen por el Cordel de las Merinas hasta la Venta Maragata y entre Villarino de Cebal y San Vitero «Una carreta salió a través del camino...

- Carretero, le dice don Quijote, cochero o diablo o lo que eres, no tardes en decirme quién eres...

-Señor, nosotros somos recitantes ..Hemos hecho en un lugar (Pozuelo de las Cuevas donde existe el arroyo a Comarca Zulema) que está detrás de aquella loma ( Teso del Diablo) esta mañana, que es la Octava de Corpus, el auto de las «Cortes de la Muerte» y hémoslo de hacer esta tarde en aquel lugar (San Vitero) que desde aquí se parece75.

Bogiganda personaje conocido en la Provincia de Zamora bajo en nombre de Zangarrón manchó la «buena fiesta».

 

Caballero de los espejos

Por el Camino Real de Grisuela y Rabanales antes de llegar a Mellanes «la noche... la pasaron Don Quijote y su escudero debajo de unos sombrosos árboles76 (Castro de la Encarnación).

El silencio y soledad fueron rotos por el «Caballero de la selva»,de los espejos quien siendo vencido resultó ser el Bachiller Sansón Carrasco, Bachiller por Salamanca y «amigo» de Don Quijote.

Sansón Carrasco herido fue llevado por su «escudero» a un pueblo (Alcañices- Hospital de San Nicolás y la Alhóndiga) donde fue ventura hallar un algebrista»77.

 

Caballero de los Leones

Don Quijote y Sancho volvieron a proseguir su camino de Zaragoza 78 por el conocido Camino Morisco y los alcanzó un hombre... vestido un gabán de paño fino verde.. Traía un alfanje morisco79.

Alzando don Quijote la cabeza, vió que por el camino (Morisco- en Moveros) por donde iban ( Reino de León)venía ( del Reino de Portugal) un carro lleno de banderas reales...

- Adónde vais hermanos?-pregunta don Quijote. Qué carro es éste, qué llevais en él y qué banderas son aquestas?

A lo que respondió el carretero:

-El carro es mío, lo que va en él son dos bravos leones enjaulados, que el general de Oran envía a la Corte (Valladolid)...

- Leoncitos a mí?. A mí leoncitos y a tales horas?....Apeaos, buen hombre y pues sois el leonero, abrid esas jaulas y echadme esas bestias fuera, que en la mitad desta campaña les daré a conocer quién es don Quijote de la Mancha...a despecho y a pesar de los encantadores que a mi los envían...

- Mi señor don Quijote, no se tome con esos leones- díjole Sancho

-Yo ( leonés y de la Tribu de Judá)sé si vienen a mí o no esos señores leones-respondió don Quijote80.

La jaula primera fue abierta, el león abrió los ojos « y miró a todas partes» y con gran flema y remanso se volvió a echar en la jaula...

-Cierra amigo la puerta- dice don Quijote al leonero...

-Pues si caso su majestad- continúa don Quijote-preguntare quién la (valerosa hazaña) hizo diréisle que el Caballero de los Leones, que de aquí adelante quiero que en este se trueque, cambie, vuelva y mude el que hasta aquí he tenido del Caballero de la Triste Figura».

 

Don Diego de Miranda

El Caballero del Verde gabán se presenta:

- Yo,.. soy un hidalgo natural de un lugar(Miranda do Douro. Portugal) donde irémos a comer hoy, si Dios fuere servido. Soy más que medianamente rico y es mi nombre don Diego de Miranda;.. Mis ejercicios son el de la caza y pesca (en el Duero y Fresno),pero no mantengo ni alcón ni galgos 81.

«Serían como las dos de la tarde (espacio de tiempo conforme al recorrido)cuando llegaron a la aldea y a la casa de don Diego, a quien Don Quijote llamaba el Caballero del Verde Gabán82.

La casa de don Diego de Miranda ancha como de aldea, las armas empero, aunque de piedra tosca, encima de la puerta de la calle; la bodega en el patio; la cueva en el portal y muchas tinajas a la redonda...

Fueron a comer y la comida fue tal como don Diego había dicho en el camino que la solía dar a los convidados: limpia y sabrosa»83.

 

Sayago

Poco trecho se había alongado don Quijote del lugar de don Diego cuando encontró con dos clérigos o como estudiantes y con dos labradores que sobre cuatro bestias asnales venían caballeros84 de alguna villa grande.

Caminando por «Tierras de Sayago» don Quijote corrige a Sancho porque dice» friscal» en vez de «fiscal».

- No hay para qué obligar al sayagués a que hable como el toledano - dice Sancho85.

Sayagués había sido el lenguaje empleado por la convertida en «villana de Sayago»86 Dulcinea del Toboso.

Sancho es excusado por uno que ha estudiado Cánones en Salamanca quien invita a Don Quijote a «una de las mejores bodas...De un labrador y una labradora, él (Camacho)el más rico de toda esta tierra y ella(Quiteria), la más hermosa que han visto los hombres...».

Se han de celebrar en un prado que está junto al pueblo de la novia»87

Durante el camino uno de los labradores..que era escribano... dió testimonio como lo solía hacer el Fiel de hechos en Sayago.

Llegados al lugar,creo que sería Almeida, Sancho gozó de la liberalidad usual en las bodas sayaguesas y todos se complacieron mirando «diferentes danzas, entre las cuales venía una de espadas88, de hasta veinte y cuatro zagales de gallardo parecer y brío, todos vestidos de delgado y blanquísimo lienzo, con sus paños de tocar, labrados de varios colores de fina seda»89.

 

Cueva de Montesinos y contornos

En el barbecho de la Aldonza Don Quijote había dicho a Sancho :

Pienso y tengo por cierto de acabar y dar felice cima a toda peligrosa aventura»90.

Distanciado de la «Tierra de Sanabria» descubre que ha olvidado algo. En «Casa de Don Diego de Miranda» y de Basilio (Almeida-Sayago) Don Quijote mientras llega el momento de las «justas de Zaragoza que era el de su derecha derrota» decide «entrar en la cueva de Montesinos de quien tantas y admirables cosas en aquellos contornos se contaban e inquiriendo asimismo el nacimiento y verdaderos manantiales de las siete lagunas llamadas comunmente de Ruidera»91.

Vuelve a Cervantes. Con el Estudiante92 pasan el río Trefacio en Trefacio y a la noche se albergaron en una pequeña aldea (Rivadelago), adonde el primo dijo a Don Quijote que desde allí a la Cueva de Montesinos no había más de dos leguas»93.

Don Quijote decide «descolgarse en su profundidad»94. A poco más de ochenta brazas, sintieron peso...Finalmente a las diez vieron distintamente a don Quijote»95.

La profunda cueva96 corresponde a la «Cueva dus Tourus» a unos 500 m. de Cárdenas y en el lugar llamado: «Salto del Valiente».

«Montesinos» es el nombre de un molino y prados cercanos al barbecho de la Aldonza, tierras y cabuerco en Santa Colomba. Montesihno es la Montaña hoy exclusivamente portuguesa y Parque nacional en Tras Os Montes...

La «Cueva de Montesinos» presentada en la Mancha nada tiene que ver con la descripción cervantina.

En los contornos existe «Ruidera y sus siete hijas y dos sobrinas... Merlin... las convirtió en otras tantas lagunas que ahora, en el mundo de los vivos y en la provincia de la Mancha las llaman las lagunas de Ruidera... Las siete son de los Reyes de España y las dos sobrinas, de los caballeros de una Orden santísima que llaman de San Juan»97.

En este caso el autor tambien utiliza nombres toponímicos de la Mancha a los que asocia, mezcla y vincúla realidades existentes en los «contornos» de la Cueva de Montesinos en la Sierra Negra de Sanabria donde están las siete lagunas: Cárdenas, Payón, Mancas, dos Garandones, Roya y Cuadro con sus fuentes. Siete han pertenecido al «realengo» mientras que dos dependieron de la Orden de San Juan con jurisdicción en Porto de Sanabria.

«No lejos de aquí..está una ermita98 - dice el Estudiante-.

 

Venta Aragón

Llegan a una venta.

El ventero no conocía a Don Quijote99 por consiguiente no llega a ninguna de las ventas con anterioridad citadas. Esta «está más arriba de la ermita»100 que también llevaba el nombre de San Pedro en «esta Mancha de Aragón 101 situada al norte de la Venta donde Don Quijote había sido armado caballero cuyo lugar, en San Martin de Terroso, como se dijo en la Primera salida, es conocido bajo el nombre de Carachote.

A la Venta Aragón que en Santa Colomba tambien llaman: Pobladuras, Torre llegan el titerero Maese Pedro quien no era otro que el «galeote» y ladrón del asno de Sancho, Ginés de Pasamonte y el armero narrador del «cuento» sobre el burro perdido en un bosque y comido de lobos.

 

El pueblo del rebuzno

Resulta que en un lugar(Trefacio) que está a cuatro leguas y media desta venta...faltó un asno»102 Los corregidores buscándole rebuznaron y a «los de mi pueblo» les llaman « el pueblo del rebuzno»103, «Burreiros», quienes desafían a los habitantes de «otro lugar (Puebla de Sanabria) que está a dos leguas del nuestro»104.

Otro día «al subir de una loma»105 Don Quijote perora sobre la inutilidad del desafío.

- Bueno sería, por cierto, que se matasen a cada paso los del pueblo de la reloja (Paramio), con quien se lo llama, ni los cazoleros (Carballeda), berenjeneros (Rosinos de la Requexada), ballenatos (San Juan de la Cuesta), jaboneros (Rozas de Sanabria) ni otros nombres y apellidos que andan por ahí en boca de los muchachos y de gente de poco más o menos106.

Sancho rebuznó y consiguió «varapalos. Don Quijote puso los pies en Polvorosa107, se fueron a emboscar en una alameda y Sancho como estaba a unos 5 km de su aldea, para que el amo tome las precauciones, dice:

- Harto mejor haría yo, sino que soy bárbaro, y no haré nada que bueno sea en toda mi vida, harto mejor haría yo, vuelvo a decir, en volverme a mi casa y a mi mujer y a mis hijos y sustentarla y criarlos con que lo que Dios me fue servido de darme y no andarme tras vuesa merced por caminos sin camino y por sendas y carreteras que no las tienen, bebiendo mal y comiendo peor»108.

 

«Tierras del conde-duque de Benavente».

 

Río Hebro (Negro).

Las intenciones de Don Quijote eran llegar a Zaragoza. Saliendo de la «Alameda» con un Sancho herido y dudando si se quedaría o seguiría camino, por la Brea-Cañada Cordel Sanabrés pasan por Trifé, Remesal,norte de Palacios, Asturianos y antes de llegar a Mont-Buey por la Cañada de Otero de Centenos «Por sus pasos contados y por contar, dos días después que salieron de la alameda llegaron Don Quijote y Sancho al río Hebro (Negro) y el verle fue de gran gusto a don Quijote...Contempló y miró en él la amenidad de sus riberas109, la claridad de las aguas, el sosiego de su curso y la abundancia de sus líquidos cristales.. Por un puente medieval de troncos, escobas y terrones sostenidos por nueve pilares-muros de piedra. atraviesan el río Negro hacia la Ribera. de Peque.

Yendo pues, desta manera, se le ofreció a la vista un pequeño barco sin remos, ni otras jarcias algunas, que estaba atado a la orilla a un tronco de un arbol que en la ribera estaba...

Y dando un salto en él (barco), siguiéndole Sancho, cortó el cordel y el barco se fue apartando poco a poco de la Ribera...

En esto descubrieron unas grandes aceñas (Molinos de Peque en el río Negro) que en la mitad del río estaban...Los molineros de las aceñas que vieron venir aquel barco por el río y que se iba a embocar por el raudal (canal)de las ruedas, salieron con presteza muchos dellos con varas largas»110.

Don Quijote y Sancho son salvados de las aguas del «río hebro» cuyo nombre pone el autor porque lógicamente camina hacia Zaragoza,pero en realidad aún está lejos de la ciudad aragonesa.

-Amigos, cualesquiera que seais -grita Don Quijote- que en esa prisión quedais encerrados, perdonadme que, por mi desgracia y por la vuestra, yo no os puedo sacar desta cuita...

Todo este mundo es máquinas y trazas, contrarias unas de otras. Yo no puedo más111.

Se pusieron a caballo y se apartaron del famoso río112 camino de la «Polvorosa» y Zaragoza.

Los sanabreses deseosos de llegar por Peque a Vidriales y Polvorosa normalmente dormían en la Posada- Mesón de Molezuelas de la Carballeda. Siendo la época del verano por la Cañada o camino de Camarzana de Tera tomaban pasan Pozuelo de Vidriales.

 

Castillo (Granucillo).

«Al salir de una selva tendió don Quijote la vista por un verde prado (Casa de Monte) y en el último dél vió gente y llegándose cerca, conoció que eran cazadores de altanería. Llegóse más y entre ellos vió una gallarda señora sobre un palafrén o hacanea blanquísima...En la mano izquierda traía un azor» 113

La duquesa cuyo título no se sabe114, con el duque su marido, declaran la alegría que reciben al verse visitados de tan gran Caballero de la Triste Figura, de quien ya tenemos acá mucha noticia115.

Amo y escudero son invitados al Castillo116, palacio117 , fortaleza o casa de campo118 con jardin, plaza, una puerta desde donde salen a caza de montería»119 en monte con encinas, romero, jabalíes, bosque, según dice el Duque «en mi tierra»120.

Las distancias, espacios, geografía e historia favorecen la conclusión de que el texto describe el Castillo de Granucillo de Vidriales en aquellas circunstancias de la propiedad del Conde-Duque de Benavente, un Pimentel.

Salió del castillo enderezando su camino a Zaragoza121.

Habiendo andado poco más de media legua122 descubren a hombres...vestidos de labradores quienes les comentan: Debajo destos lienzos están una imágenes de relieve y entabladura que han de servir en un retablo que hacemos en nuestra aldea123.

Entran «por una selva» donde se encuentra con doncellas, hombres maduros y jóvenes que «en el margen de un abundante arroyo (Arroyo de Prado) que todos estos prados fertiliza124 en Tiendas festejan el agradecimiento a Dios.

Agradecido Don Quijote «se puso en mitad de un real camino que no lejos del verde prado estaba.

Agradecido y para mostrar su agradecimiento en una encrucijada quiso luchar contra toros. Levantado del polvo le «socorrió una fuente (Fuentes de Ropel) clara y limpia»125.

 

No pondré los pies en Zaragoza

 

Desde Fuentes de Ropel con el fin de «hallarse en las justas del arnés»126 que se celebrarían en Zaragoza siguen la «Antigua carretera de Castilla» hacia Medina de Rioseco por Villalobos, Villardefallaves y Villaflechós. Llegados a Valladolid para llegar a Zaragoza Alonso MENESES 127 aconsejaba seguir el camino «Villa Bañez, Olivares, Pesquera. San Martin de Ruviales, Ojales, Aranda de Duero, Valdequendes, El Monasterio de la Vid, Oradero, Santisteban, El Burgo de Osma, Abueco, Alamaçan, Alentiste, Montagudo, Hariza,Contamina, Alamo, Ubierca, Calatayud, Fresno, El Almunia». Este detalle muestra que el Castillo o fortaleza de los Duques está mucho antes que Zaragoza

«Despertaron algo tarde, volvieron a subir y a seguir su camino, dándose prisa para llegar a una venta (Venta de la Romera?) que, al parecer una legua de allí se descubría...

Llegaron pues a ella preguntaron al huesped si había posada. Fueles respondido que sí, con toda comodidad y regalos que pudiera hallar en Zaragoza 128.

Dos caballeros hablaban sobre la «Segunda Parte de Don Quijote de la Mancha de Avellaneda» y uno de ellos, D. Juan, comenta a Don Quijote: que aquella nueva historia contaba cómo don Quijote, sea quien quisiere, se había hallado en ella (Zaragoza) en una sortija...

- Por el mismo caso, respondió don Quijote, no pondré los pies en Zaragoza129.

El otro caballero por nombre, D. Jerónimo, comenta:

-Hará muy bien y otras justas hay en Barcelona donde podrá el señor don Quijote mostrar su valor.

-Así lo pienso hacer- dijo don Quijote..

Era fresca la mañana y daba muestras de serlo asimismo el día en que don Quijote salió de la venta, informándose cuál era el más derecho camino para ir a Barcelona sin tocar en Zaragoza»130.

No atraviesa el puente sobre el Ebro que existía en Zaragoza. Por consiguiente aún no había llegado a las orillas del río y es de suponer que la aventura del barco encantado y las aceñas no se diesen en él.

Atravesando el río Ebro por Gelsa para llegar a Barcelona seguiría el camino repertoriado por Alonso de Meneses: «Venta de Santa Lucía, Burjalados, Candasnos, Fraga.,Alcaraz, Lérida, Beloch (Bell-lloc de Urgel), Malalusa (Mullerussa), Belpuch (Bellpoig), Tárraga, Cervera, Los Mesocillos, Monmaneu-San Maneu, Porcarises, La Puebla, Masqueda, Martorel, Molin, Barcelona».

 

BARCELONA

 

En más de seis días no le sucedió cosa digna de ponerse en escritura, al cabo de los cuales, yendo fuera de camino le tomó la noche entre unas espesas encinas o alcornoques...

-Me doy a entender -dijo don Quijote mirando a los ahorcados- que debo de estar cerca de Barcelona131.

Caen en manos de Roque Guinart, especie de bandolero de honor, con amigos en la ciudad. Uno de los amigos era Antonio Moreno amigo de «Los Niarros». a quien escribe:

«De allí a cuatro días, que era el de San Juan Bautista, se le (a Don Quijote de la Mancha) pondría en mitad de la playa de la ciudad» 132. (Paseo de la Marina).

Guinar cumple la promesa.

«Tendieron don Quijote y Sancho la vista por todas partes: vieron el mar, hasta entonces dellos no visto, parecióles espaciosísimo y largo... Vieron las galeras que estaban en la playa... (No lejos de la Plaza Born).

No podía imaginar Sancho cómo pudiesen tener tantos pies aquellos bultos que por el mar se movían»133.

Don Antonio y amigos «al son de chirimías y de los atabales, se encaminaron con él a la ciudad... (Por la Puerta de Nuestra Señora Santa María del Mar).

Llegaron a la casa de su guía, (Desde la Plaza del Born subiendo por la calle Moncada y por Barra de Ferro llegan a la Calle Mercaders donde estaba la Casa Padellas) que era grande y principal, en fin, como de caballero rico»134. Le muestra una cabeza encantada, habia sarao de damas...

Aquella tarde sacaron a pasear a Don Quijote, no armado, sino de rua135 por la Calle Bória, Plaza Llana, Corders.

«Dióle gana a Don Quijote de pasear la ciudad a la llana y a pie...» por las Calles Call, Banys Nous, Palla.. «Sucedió, pues, que yendo por la calle alzó los ojos don Quijote y vió escrito sobre una puerta con letras muy grandes: Aquí se imprimen libros, de lo que se contentó mucho136.

Aquella tarde don Antonio Moreno su huésped y sus dos amigos, con don Quijote y Sancho fueron (desde la Calle Mercaders por la Plaza de la Catedral llegando a las Ramblas descienden hacia Drassanes) a las galeras... Apenas llegaron a la Marina cuando todas las galeras batieron tienda137.

«Y una mañana, saliendo don Quijote a pasearse por la playa armado de todas sus armas... vió venir hacia él un caballero138.

El caballero de la blanca Luna le desafía, vence y Don Quijote con la fuerza de la mirada y voz que aún tenía, dice:

-Dulcinea del Toboso es la más hermosa mujer del mundo y yo el más desdichado caballero de la tierra y no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad. Aprieta caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra!»139.

Cuidan de las heridas a Don Quijote y antes de marcharse de Barcelona «volvió a mirar el sitio donde había estado caído y dijo:

-Aque fue Troya!. Aquí mi desdicha y no mi cobardía, se llevó mis alcanzadas glorias; aquí usó la fortuna conmigo de sus vueltas y revueltas, aquí se escurecieron mis hazañas; aquí finalmente, cayó mi ventura para jamás levantarse!

Camina, pues, amigo Sancho y vamos a tener en nuestra tierra el año de noviciado»140.

 

Se fueron a su pueblo

En el lugar, cerca de Fuentes de Ropel, donde amo y escudero quedaron arrollados por los toros ahora los arrollan animales inmundos141 que unos porqueros llevarían a la Feria de Benavente.

Criados del Duque les conducen hacia el Castillo donde descubren «en medio del patio... un túmulo»142 sobre el que se había colocado a Altisonora. Sancho paga en su piel el remedio exigido por Merlin,pero fuera del castillo en vez de darse sobre la piel golpea cortezas de arbol y Don Quijote, compadecido de tanto grito de dolor, le dice:

Me parece muy áspera esta medicina y será bien dar tiempo al tiempo, que no se ganó Zamora en una hora143.

En un lugar que tres leguas de allí (Granucillo)... Apeáronse en un mesón (Molezuelas de la Carballeda) desde donde declara don Quijote:

-A lo más tarde llegarémos allá (nuestra aldea) después de mañana144.

En la «posada se encuentra con Don Alvaro Tarfe mecenas de «Quijote de Avellaneda» quien firma que el «Don Quijote» presente no es el antes conocido por él.

«Partiéronse de aquel lugar y a obra de media legua (junto al arroyo del retazo y Posadas) se apartaban dos caminos diferentes, el uno guiaba a la aldea de Don Quijote145.

Subieron una cuesta (Tres Fuentes) arriba, desde la cual descubrieron su aldea... Con esto bajaron la cuesta y se fueron a su pueblo (Cervantes)146.

A la entrada del cual vió Don Quijote, que en las eras (Mallada) del lugar estaban riñendo dos muchachos...

Viene huyendo una libre...

Pasaron adelante y a la entrada del pueblo toparon en un pradelillo rezando al cura y al bachiller Carrasco»147.

NOTAS

1 CERVANTES SAAVEDRA; Miguel de.El Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. I, cap. IX, pág.83. (Ed. Turner -Libros. Madrid 1983).

2.- Id. Prólogo pág. 9..

3.- Id. Segunda Parte. II, cap. XXXIII, 810.

4.- Id. II, VI, 588

5.- Id. I, XXIX, 399.

6.- Don Miguel, Judío de Cervantes; La Vía de don Quijote en Sanabria; Documentos de crianza del sanabrés don Quijote; Sanabria, Carta de Fueros; El Ingenioso Hidalgo don Quijote de Sanabria...

7.-CERVANTES SAAVEDRA, Miguel de. Id. I, LII,532.

8.- Id. II, XVII, 675

9.- Id. I, XIX, 166

10.- Id. I, XLVI,482.

11.- Id. I,L,515-515.

12.- Id. I, LI, 518

13. CERVANTES SAAVEDRA, Miguel de. Persiles y Segismunda Lib. I, cap. XII.

14 CERVANTES SAAVEDRA, Miguel de. El Ingenioso don Quijote de la Mancha I,II,31.

15.- Id. . I,II,33

16..-Id.

17.- Id. I, II, 32-33.

18.- Id. I, II, 35

19.- Id. I, II, 37

20.- Id. I, IV, 45.

21.- Id.I, IV, 45

22.- Id. I, IV, 48

23.- Cuando Miguel de Cervantes Saavedra cita Quintanar de la Mancha siempre añade: de la Orden.

24.- Id. I,IV, 48

25.- Id.

26.- Id.I. IV, 49-51

27.- Id. I, V, 53-54.

28. Id. I, VII, 67.68.

29. Id. I, VIII, 71-72.

30. Id. I, VIII, 75-76

31.- Id. I, VIII,77

32.- David Dan Román Arias de Saavedra muerto en 1941 quien como su familia conocía los «Consejos de crianza escritos por José Caro interpretadaba las frases.

Que mal andes= Se dice a quien se le descubre pretendiendo yogar con una mujer

Así te matas como estés ahí vizcaíno=Basta ya de cuentos!.

Vizcaino por tierra=Vizcaya pongo como testigo.

Hidalgo por mar=Adelante y sin miedo!

33.- CERVANTES SAAVEDRA, Miguel. Id.I, X.

34.- Id.I, XII,101.

35.- Id. XI, 93.

36.- Id. I, XIII,108.

37.- Id. I, XIV,122-123.

38.- Id.I, XV,125-126.

39.- Id. I,XV, 132.

40.- Id.I, XVI.

41.- Id. I, XVIII, 153.

42.- Id. I, XIX, 162-163.

43.- Id-.

44.- Id. I,XX,178-179

45.- Id. I, XXI, 183

46.- Id. I, XXI,183-185.

47.- Id. I, XXII, 195.

48.- Id. I, XXIII.

49.- Id. I, LII, 532.

50.- Id. I, XXV.

51.- Id. I, XXIII,211.

52.- Id. I, XXIII, 212-213.

53.- Id. I, XXIII,216.

54.- Id. I, XXIV, 219.

55.- Id. XXV, 235-236.

56.- Id. I, XXIX.

57.- Id. I,XXIX,295.

58.- Id. I, XXXII,318.

59.- Id. I, XLVII, 487.

60.- Id. I,LI,521.

61.- Id. I, L, 515.

62.- Id. I, LII, 526-527.

63.- CERVANTES SAAVEDRA, Miguel de. El Ingenioso caballero don Quijote de la Mancha. Segunda Parte. II, VII, 600.

64.- Id. I, VIII, 602.

65.- Id. I, 30.

66.- Id, I, XXVI, 347.

67.-Id. II,IX, 609.

68.- Id. I, XXV, 237.

69.- Id. I, XXV, 237.

70.- Id. I, LII, 532.

71.- Id. I, XLVI, 482.

72.- Id. II, IX.

73.- Id. II, X, 617.

74.- Id.II,XI, 622.

75.- Id. II, XI, 624-625.

76.- Id. II, XII.

77.- Id. II, XV, 555-556.

78.- Id. II, XIV, 853.

79.- Id. II, XVI.

80.- Id. II, XVII, 669-675.

81.- Id. II, XVI. El alcón estaba prohibido por la «Ordenaçao as especies a Caçar».

82.- Id. II,XVII, 677. El forro tanto del Gaban como el del gorro eran y son verdes.

83.-Id. II, XVIII, 686. La descripción de la ciudad o villa de Miranda do Douro a pesar de los incendios repetidos es exacta.

84.- Id. II, XIX, 687. La cría de burros era el beneficio principal que tenían muchas familias de Sayago. Los «labradores se hacen acompañar por clérigos con el fin de no pagar tasas fronterizas.

85.- Id. II, XIX, 691.

86.- Id. II, XXXII, 798.

87.- Id.II, XIX.

88.- En Miranda do Douro y alrededores continúan danzando sin espadas,pero con la misma coreografía y música.

89.- Id. II, XX, 698-699.

90.- Id. II, VIII, 602.

91.- Id. II,XVIII, 685.

92.- En las «actas» de bautismo de Cervantes aparece dos veces el nombre de Estudiante.

93.- Id. II,XXII, 716.

94.- Id. II, XXII, 716.

95.-Id. II, XXII, 718.

96.- Id. II, XXIII, 721.

97.- Id. II,XXIII, 723.

98.- Id. II, XXIV, 733. Es la ermita de San Pedro . Estado en ruinas las piedras fueron empleadas para construir el Embalse de Puente de Porto.

99.- Id. II, XXVI, 756.

100.- Id. II, XXIV, 733.

101.- Id. II, XXV, 742.

102.- Id. II, XXV, 738.

103.- Id. II, XXVII.

104.- Id. II, XXV, 741.

105.- El lugar lleva el nombre de Lomba.

106.- Id. II, XXVII.

107.- Id. II, XXVIII, 765. Polvorosa es una expresión , pero tambien una Comarca próxima a Benavente.

108.- Id. II,XXVIII, 765.

109.- Ribera es tanto el río que desde Peque llega al río Negro junto a las «aceñas» como los alrededores.

110.- Id. II, XXIX.

111.- Id. II, XXIX, 776.

112.- Id. II, XXX, 777.

113.- I. II,XXX, 777.

114.- Id. II, XXX, 779. Doña Mencia de Reuqesens y Zúñiga se había casado con el Marqués de los Velez y en segundas nupcias con el Conde-Duque de Benevente. El Duque de Bejar a quien el autor había dedicado El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha era su tío y de hecho más de unavez la visitó en Benavente.

115.- Id. II. XXXVI, 833.

116.- Id. II, XXX, 779.

117.- Id. II, XXXII.

118.- Id. II,XXXVI, 833.

119.- Id. II, XXXVI, 814.

120.- Id. II,XXX, 779.

121.- Id. II,LVII, 985.

122.- Id. II,LVIII, 990.

123.- Id. II,LVIII, 992.

124.- Id. II, LVIII.

125.- Id. II, LIX, 1001.

126.- Id. II,LIX, 1008.

127.- Repertorio de Caminos. Alcalá de Henares 1576. Ed. facs. 1976. Ministerio Educación y Ciencia Madrid.

128.- CERVANTES SAAVEDRA, Miguel de. El Ingenioso Caballero don Quijote de la mancha. Segunda Parte. II, LIX, 1003-1004.

129.- Id. II,LX,1010.

130.- Id. LX, 1010.

131.- Id. II,LX, 1013.

132.- Id. II,LX, 1022.

133.- Id. II,LXI, 1024.

134.- Id.II,LXI, 1025.

135.- Id. II, LXII, 1029.

136.- Id. II,LXII, 1035.

137.- Id. II, LXIII, 1039.

138.- Id. II,LXIV, 1050.

139.- Id. II, LXIV.

140.- Id. LXVI, 1060.

141.- Id. II,LXVIII, 1073.

142.- Id. II, LXIX.

143.- Id. II, LXXI.

144.- Id. II,LXXII.

145.- Id. II,LXXXI, 1110.

146.- Id. II, LXX, 1101.

147.- Id. II, LXXIII, 1104.